Cuando se trata del rendimiento físico y el deportivo, la nutrición deportiva, el descanso y el ejercicio son los factores que hacen la diferencia. Especialmente en términos de alimentación, es indispensable consumir las comidas que puedan favorecer al organismo, tanto en los momentos de actividad como en la recuperación.

¿Qué es la nutrición deportiva?

Esta es una rama de la nutrición que se especializa en aquellas personas que realizan actividad física o deporte con frecuencia. El objetivo de la misma es recomendar, orientar y educar a las personas para que sepan qué comer, cuándo hacerlo y las razones por las cuales ciertos alimentos y bebidas son más favorables que otras.

Los criterios para seleccionar los alimentos que forman parte de una alimentación equilibrada durante la nutrición deportiva son la clave para favorecer el rendimiento físico y la recuperación del organismo.

La importancia de la nutrición

Cuando el organismo se alimenta y descansa correctamente es capaz de hacer frente a entrenamientos más fuertes y exigentes, con los mejores resultados posibles.

En tal sentido, el progreso en la actividad física depende directamente de la nutrición y el descanso.

La influencia de la nutrición en el rendimiento de un deportista

Los deportistas deben cuidar su cuerpo como el instrumento de su trabajo. Por lo tanto, ingerir los alimentos correctos en las porciones adecuadas le proporcionará los nutrientes necesarios para mantener un estado de salud óptimo, de modo que puedan cumplir con sus obligaciones y demostrar el máximo rendimiento posible.

Asimismo, esto es de vital importancia en la recuperación de lesiones o cualquier tipo de contratiempo que pueda ocurrir durante la actividad física.

La nutrición de un deportista puede hacer la diferencia entre una mejora su rendimiento o la permanencia en el mismo nivel, mientras que una alimentación inadecuada puede incluso disminuir sus habilidades para el deporte.

¿Cuáles son los deportes que requieren una alimentación especializada?

Prácticamente todos los deportes requieren poner especial atención en los alimentos que se incluyen como parte de la dieta diaria, pero esto es aún más importante en aquellos donde se expone al cuerpo a ejercicios de alta intensidad durante tiempo prolongado, tales como maratones.

Dicho en palabras más simples, la alimentación es el recurso para aportar la energía suficiente al organismo para hacer frente a las actividades físicas, cualesquiera que estas sean pero especialmente en aquellos casos cuando se le exige más al cuerpo.

Acerca de los suplementos

Existen muchos mitos y falacias en el mundo del deporte respecto a este tipo de productos, por ello resulta conveniente aclarar su papel en la nutrición enfocada a los atletas.

Los suplementos pueden aportar aquellos nutrientes que requiera el organismo de manera complementaria a la nutrición adecuada, especialmente en los casos donde no es posible obtenerlos únicamente por medio de la alimentación.

La suplementación se debe hacer de manera individual para favorecer los requerimientos de cada deportista. Sin embargo, ningún suplemento será capaz de sustituir por completo los beneficios de una alimentación adecuada.

¿Cuáles son los indicadores de una nutrición adecuada para el deporte?

Una alimentación equilibrada aportará al organismo todos los nutrientes que necesita, tanto macros como micros, para que pueda rendir eficientemente en todas las actividades que realice.

El objetivo es proporcionarle al organismo la cantidad de energía que requiere, consumiendo alimentos cuyo valor nutricional sea beneficioso y preferiblemente de procedencia natural, tales como frutas, verduras, carnes, pescados, huevos, lácteos y cereales.

Por último, es oportuno mencionar que un cuerpo alimentado adecuadamente, activo y con el descanso suficiente, es mucho menos propenso a contraer enfermedades que cualquier otro, lo cual representa un beneficio adicional para todo deportista que desee mantenerse en constante evolución.